Pon un poco de ciencia en tu vida y cambia el chip
 

Clickmica, fascinante y lleno de posibilidades educativas

Cuando esta mañana sonó tu despertador, seguro que tras levantar la cabeza de la almohada viscoelástica, miraste la hora en la pantalla de cristal líquido y, aún a oscuras, apartaste la sábana de fibras textiles, te sentaste en el colchón de gomaespuma y te calzaste zapatillas de fibra con suela de caucho. Pisaste gres cerámico en la cocina y pulsaste el interruptor de plástico para que la energía eléctrica recorriera los cables de cobre hasta el tubo fluorescente y se encendiera la luz de plasma. Abrirías el grifo de acero cromado y llenarías la cafetera de aluminio con agua clorada y tratada. Con una cucharita de acero inoxidable sacarías el café de su envase de polímero metalizado, lo echarías en el pocillo y roscarías la cafetera hasta ajustar bien la junta de caucho, poniéndola luego a calentar en la vitrocerámica o en el fuego de gas. Del frigorífico (endriado por evaporación de un líquido), sacarías el pan de molde (tierno gracias a los emulgentes)…

Fuente: Clickmica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: